Un hombre busca entre pilas de paquetes en Beijing, 10 de febrero de 2021.

El regulador del servicio postal de China reforzará el control de seguridad de todos los correos y paquetes que ingresen a Beijing desde el jueves hasta mediados de marzo, según un aviso de la Oficina Estatal de Correos de China.

La medida busca prevenir la propagación del nuevo coronavirus y velar por la seguridad de la capital durante las próximas dos sesiones.

La XIII Asamblea Popular Nacional, la máxima legislatura del país, arrancará su IV sesión el 5 de marzo, y el XIII Comité Nacional de la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino, el asesor político nacional, iniciará su IV sesión el 4 de marzo.

Los remitentes deben proporcionar nombre real para enviar un correo o paquete. La inspección tendrá lugar al momento de la recolección. Todos los envíos pasarán por el control a través de una máquina, según una nota publicada por la oficina el lunes.