Tras la toma del Capitolio en Estados Unidos la semana pasada, 2 congresistas resultaron positivas de COVID-19. Una de ellas acusó el martes a sus pares republicanos de negarse a usar mascarilla, tras estar todos en una habitación por seguridad el día del asalto.

La demócrata Pramila Jayapal indicó en Twitter que cogió el virus tras estar en un cuarto con otros parlamentarios.

“Muchos republicanos no tomaron las precauciones mínimas, usar una simple máscara en una habitación llena en plena pandemia, lo que provocó un contagio en medio de un ataque de terrorismo nacional”, recalcó Jayapal quien se encuentra en aislamiento voluntario.

La legisladora indicó que estuvieron en la sala “muchas horas”, durante las cuales “varios republicanos no solo se negaron a usar máscaras, sino que se burlaron de los colegas y el personal que se las ofrecía”. En su opinión, revelaron una “estupidez egoísta” y no deberían volver a ocupar sus escaños.

Otra demócrata, Bonnie Watson Coleman, informó horas antes también su infección. Según la nota de su oficina, al parecer estuvo expuesta al patógeno durante “la insurrección” del miércoles pasado.