Seis casos confirmados de COVID-19 y cuatro portadores asintomáticos fueron dados de alta de un hospital en Dalian, provincia de Liaoning, noreste de China, 11 de enero de 2021.

La última ronda de casos de COVID-19 en Shenyang, provincia de Liaoning, en el noreste de China, fue provocada por una persona que regresó del extranjero después de salir de la cuarentena, revelaron las autoridades locales en una conferencia de prensa el lunes.

Las actividades de esta persona, incluyendo ir a hospitales y contactar a familiares y residentes en una comunidad local, causaron algunas infecciones y se propagaron a familiares y áreas públicas, según Sun Baijun, director del Centro de Control y Prevención de Enfermedades de Shenyang.

Hasta el domingo, la ciudad había reportado 37 casos confirmados y un portador asintomático. Una tienda departamental, un autobús, una clínica, dos farmacias y cuatro hospitales serían los escenarios del contagio.

La investigación epidemiológica de campo y el análisis de laboratorio aún están en curso, aclaró Sun.

Los funcionarios de salud de Dalian, otra ciudad en Liaoning, afirmaron el lunes que las personas y los bienes involucrados en la fuente del último brote de la ciudad se han controlado de manera efectiva y se ha eliminado la fuente del brote.

Se han identificado todas las fuentes de los 51 casos confirmados de la ciudad y 32 infecciones asintomáticas en la última ronda, tranquilizó Zhao Lian, subdirector de la Comisión de Salud de la ciudad, en una conferencia de prensa el lunes.

Como se reveló anteriormente, la última ronda de casos de COVID-19 en Dalian fue provocada por cinco trabajadores portuarios que descargaban cargamento de cadena de frío contaminado importado de un barco de propiedad rusa, informó Zhao.

Para el lunes, 29 casos confirmados y 17 infecciones asintomáticas habían sido dados de alta de un hospital en Dalian.