Comerciantes de verduras transportan productos en un mercado mayorista en Shijiazhuang, provincia de Hebei, el lunes. El mercado garantizará un amplio suministro de verduras y frutas a pesar del reciente brote de COVID-19, aseguraron las autoridades.

La provincia de Hebei, en el norte de China, reportó 40 casos de COVID-19 de transmisión local, 39 en Shijiazhuang y uno en Langfang, y 26 casos asintomáticos, todos en Shijiazhuang.

Hasta el lunes a la medianoche, Hebei reporta 305 casos confirmados.

El condado de Gu'an en Langfang comenzó el martes a realizar pruebas de ácido nucleico a todos sus residentes.

Hasta el 85,5 por ciento de los casos se han encontrado en zonas rurales.

El actual brote de COVID-19 en Shijiazhuang, provincia de Hebei, se puede contener en un mes, si no antes, aseguró el lunes un reconocido epidemiólogo en Shanghai.

Zhang Wenhong, director del departamento de enfermedades infecciosas del Hospital Huashan afiliado a la Universidad de Fudan, explicó que la propagación del nuevo coronavirus generalmente obedece a la regla de tres fases de desarrollo: infecciones esporádicas, brotes en grupos y amplia propagación en la comunidad.

Zhang anotó que el brote en Shijiazhuang, la capital provincial, ha mostrado características de la segunda etapa, pero el público no tiene por qué entrar en pánico, ya que China ha visto avances en la construcción de su capacidad para diagnosticar y aislar a los posibles portadores desde el año pasado.

Zhang hizo las declaraciones el lunes mientras participaba en un foro en línea contra la epidemia.

El optimismo se debe a que la ciudad se apresuró a lanzar una segunda ronda de pruebas de ácido nucleico a partir del martes para sus más de 10 millones de residentes. La nueva ronda está programada para completarse dentro de dos días, señalaron funcionarios de la ciudad.

La provincia reportó un total de 281 casos confirmados y 208 portadores asintomáticos para el mediodía del lunes, con la mayoría de los casos detectados en áreas rurales.

En una campaña de prueba anterior, que concluyó el sábado, 354 personas dieron positivo para COVID-19, reveló Gao Liwei, director del departamento de microorganismos del Centro de Control y Prevención de Enfermedades de Shijiazhuang.

La provincia se convirtió recientemente en un foco de COVID-19 después de que Shijiazhuang y la ciudad cercana de Xingtai comenzaron a reportar infecciones de transmisión local durante el primer fin de semana del año, provocando un cierre en Shijiazhuang que comenzó el jueves.

Como parte de un esfuerzo concertado para garantizar los medios de vida de las personas en medio del bloqueo, un servicio de llamada de automóviles propiedad de Amap, una plataforma de navegación, se asoció con un socio local para desplegar una flota de automóviles para ayudar a entregar alimentos, medicamentos y otros suministros esenciales.

Las compañías aseguraron que también ayudarán a llevar a los pacientes con fiebre a los hospitales si es necesario y transportarán a los trabajadores de la salud a sus hogares y lugares de trabajo en Shijiazhuang.

La ciudad también permitió que los mensajeros y otro personal de reparto regresaran al trabajo el domingo.

Otras once comunidades y pueblos han sido designados como áreas de riesgo medio, elevando el número de áreas de riesgo medio de la provincia a 39 a partir del lunes por la noche. El distrito de Gaocheng de Shijiazhuang es la única región de alto riesgo del país.

A nivel nacional, se ha reforzado aún más la intervención en casos de brotes, especialmente en las zonas rurales.

En Beijing, las áreas rurales en el distrito de Shunyi de la ciudad han sido bloqueadas para frenar la propagación del virus a partir del lunes, confirmó Zhi Xianwei, subdirector ejecutivo del distrito.

"Todos en las áreas rurales de Shunyi estarán bajo llave hasta que salgan los resultados de las pruebas", comentó, y agregó que la segunda ronda de pruebas masivas de ácido nucleico ya ha comenzado en el distrito.

Beijing también ha reforzado la gestión del transporte, requiriendo que los pasajeros registren su código de salud a través de una aplicación de teléfono inteligente cuando toman un taxi o utilizan el servicio de llamada de automóviles.

También se suspenderá la operación de compañías de taxis o plataformas de transporte de vehículos que no cumplan con los requisitos de prevención y control de epidemias, anunció el lunes Xu Hejian, portavoz del gobierno de la ciudad de Beijing.

Beijing había registrado previamente de tres casos confirmados de COVID-19 entre conductores que trabajan para una empresa de transporte de vehículos.

En la provincia de Heilongjiang, el condado de Wangkui de Suihua también impuso un bloqueo general el lunes, prohibiendo a todos los residentes realizar viajes innecesarios.

A las 10 am del lunes, el condado reportó 20 portadores asintomáticos, reveló Li Yuefeng, secretario general del gobierno de Suihua. Li anunció en una conferencia de prensa el lunes que las pruebas masivas que cubren a todos los residentes del condado terminarán en tres días.

La parte continental de China registró 103 casos confirmados de COVID-19 en las 24 horas del día del domingo, según la Comisión Nacional de Salud, dando lugar al aumento más pronunciado en un solo día en más de cinco meses.

La última vez que la comisión informó un aumento de tres dígitos en 24 horas fue en julio de 2020, con 127 casos confirmados.