El presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, recibió hoy la segunda dosis de la vacuna contra la COVID-19, cuatro semanas después de la primera inyección.

Biden recibió la segunda dosis de la vacuna de Pfizer-BioNTech en un hospital de Newark, Delaware, su estado natal, en donde se encuentra la sede de su equipo de transición. Biden recibió la primera dosis el 21 de diciembre.

Con una camiseta polo de manga corta para facilitar la inyección, Biden exhortó a los estadounidenses a seguir usando mascarillas y mostró la suya de color negro.

La vacuna de Pfizer, que junto con la de Moderna está siendo distribuida en todo el país tras obtener la autorización para su uso de emergencia, requiere dos dosis inyectadas con una diferencia de varias semanas. Lo mismo ocurre con la vacuna de Moderna.

Biden prometió recientemente liberar casi todas las vacunas contra el coronavirus del país luego de tomar posesión el 20 de enero, en lugar de retener millones de viales para garantizar la disponibilidad de las segundas dosis. También tiene planeado vacunar a 100 millones de estadounidenses en sus primeros 100 días en el cargo.

La distribución de las vacunas en la administración del presidente Donald Trump ha sido duramente criticada por ser demasiado lenta y por no cumplir el objetivo inicial de vacunar a 20 millones de estadounidenses para fin de año.

El plan de Biden parece fluido aunque han surgido informes en el sentido de que el presidente electo ha expresado su frustración por el desempeño insuficiente de su propio equipo de transición.

Cuando se le preguntó sobre su decepción, Biden restó importancia a las preocupaciones y expresó confianza en su fuerza de trabajo para el coronavirus. "Estoy seguro de que podemos hacer lo que se tiene que hacer" , dijo el presidente electo, quien reiteró que el hecho de que entre 3.000 y 4.000 estadounidenses mueran diariamente por el virus es inaceptable.

Los funcionarios de transición se han quejado de la falta de planificación de largo plazo de la administración Trump para vacunar al pueblo estadounidense.

Estados Unidos había distribuido alrededor de 25,5 millones de dosis de vacunas hasta esta mañana y había aplicado cerca de nueve millones de primeras dosis, según datos de los Centros para la Prevención y Control de Enfermedades.

El país todavía registra por mucho la mayoría de los casos confirmados a nivel mundial con 22 millones, más del doble que India, país que ocupa el segundo lugar, señaló la Universidad Johns Hopkins.

Hasta esta mañana se habían registrado más de 375.000 muertos, luego de que el jueves pasado se registraron por primera vez más de 4.000 fallecimientos en un solo día.