La inversión extranjera directa (IED) que ingresó a la parte continental china, en uso real, creció 25,1 por ciento interanual a 99.030 millones de yuanes (alrededor de 14.250 millones de dólares) en septiembre, informó este viernes el Ministerio de Comercio.

Esto marcó el sexto mes consecutivo en que el país experimenta crecimiento positivo en la IED.

En los primeros nueve meses, el ingreso de IED aumentó un 5,2 por ciento interanual a 718.810 millones de yuanes, el primer incremento tanto en términos de yuanes como de dólares desde el inicio de este año, indicó el ministerio.

La inversión extranjera en la industria de servicios llegó a 559.680 millones de yuanes, 15 por ciento más interanual durante el periodo enero-septiembre, mientras que en el sector de servicios de alta tecnología creció 26,4 por ciento.

La inversión de Países Bajos creció 150 por ciento, mientras que la de Reino Unido se incrementó 32,8 por ciento, indican los datos.

Aprovechando la contención efectiva de la epidemia de la COVID-19, China ha emprendido rigurosamente una serie de medidas para estabilizar el comercio exterior y la inversión extranjera.