El ministro español de Sanidad, Salvador Illa, expresó hoy jueves su confianza en que el estado de alarma impuesto por el gobierno central a la región de Madrid el pasado 9 de octubre sólo durará 15 días.

El estado de alarma, que restringe la movilidad para entrar y salir de la capital española y otros municipios de la región, se impuso después de que se registró la incidencia de más de 500 casos de la enfermedad del nuevo coronavirus (COVID-19) por cada 100.000 habitantes, combinada con más del 10 por ciento de todas las pruebas de PCR con resultado positivo o una ocupación de más del 35 por ciento de las camas en unidades de cuidados intensivos.

Los datos del Ministerio de Sanidad publicados el miércoles mostraron que la incidencia en Madrid es de poco más de 460 casos por cada 100.000 habitantes, por lo que en su intervención en el Congreso de los Diputados de España, el ministro Illa se mostró optimista de que las medidas implantadas serán "suficientes para estabilizar" una situación que describió como "preocupante, inestable y frágil".

La duración de 15 días del estado de alarma, que se suma a los días anteriores en los que se limitó el movimiento en ciertas partes de la capital y otros ocho municipios, hacen un total de 23 días con medidas restrictivas, dijo el ministro español.

"Estamos seguros de que es suficiente para estabilizar la situación", comentó, después de que España se convirtió en el primer país europeo en confirmar 900.000 casos de la COVID-19.

El ministro Illa también pidió, una vez más, que las administraciones trabajen "juntas" y "con la mayor unidad posible".

"Este no es momento de provocación o división. No es momento de distraernos con disputas estériles", insistió el ministro.

La cadena de televisión estatal española RTVE informó este jueves que 736 municipios de España aplican ahora restricciones de algún tipo debido a su alta incidencia del coronavirus.