Estudiantes comprando una "porción de frituras" en un comedor de la Universidad de Economía y Negocios de la Capital

Al comienzo del nuevo semestre, los comedores de colegios y universidades de Beijing idearon nuevas formas de alentar a los estudiantes para evitar el desperdicio de alimentos y “dejar sus platos limpios.

Para alentar a los profesores y estudiantes a dejar sus platos limpios, además de proporcionar medias porciones de arroz, los comedores de la Universidad de Beihang han comenzado a producir y vender "bollos al vapor en tamaño pequeño" hechos a mano a bajo precio.

Uno de los comedores también ha proporcionado una “pequeña porción de frituras" a mitad de precio, mientras que otros comedores permiten que los clientes seleccionen la comida ellos mismos y paguen según el peso de las mismas.

"Finalmente ya no hay necesidad de preocuparse por las comidas con porciones inapropiadas. Es perfecto, ya que puedo comprar una porción y media ahora", comentó una mujer en el comedor.

Las comidas que se venden por peso se pueden encontrar en los comedores de la Universidad de Tsinghua.

El arroz también se puede comprar a libertad y un bollo grande al vapor se puede vender por mitades. Además, los comedores también ofrecen empaques para llevar para animar a los estudiantes a empacar sus sobras.

Los comedores de la Universidad Capital de Economía y Negocios han proporcionado vitrinas para pequeñas porciones de comida. "Es difícil no dejar el plato vacío", afirma Feng Boyi, estudiante de segundo año, y agregó que "tiene un diseño muy científico".

En un comedor de la universidad, profesores y estudiantes pueden recibir recompensas como servilletas y frutas por vaciar sus platos. La escuela también planea actualizar el sistema de asentamiento inteligente para ayudar a que la campaña Clean Your Plate (deja tu plato limpio) sea una parte normal de la rutina en el comedor.

Los estudiantes de la Universidad Agrícola de China recibirían vajillas personalizadas con temas universitarios como recompensa si publican fotos de sus platos vacíos en sus redes sociales.

Ma Ziwei, organizador de la actividad y subsecretario del Comité de la Liga Juvenil de la universidad, sostuvo que el propósito de esta actividad es enseñar a los estudiantes de primer año la primera lección sobre no desperdiciar alimentos y crear una atmósfera fuerte en el campus de aprecio por la comida.