China envió hoy martes nueve satélites a la órbita espacial prevista desde el Mar Amarillo.

Los artefactos, pertenecientes al grupo Gaofen 03-1 de Jilin-1, despegaron a las 09:23 de la mañana (hora de Beijing) a bordo de un cohete portador Gran Marcha-11, el primero de China diseñado para el lanzamiento desde el mar.

Los equipos fueron desarrollados por Chang Guang Satellite Technology. Tres de ellos se utilizarán para formar imágenes de video. De estos, uno es para Bilibili, una popular plataforma para compartir videos en China, y otro para la estación estatal de televisión, CCTV.

Los otros seis satélites son para la formación de imágenes a través del uso de sensores de barrido y empuje.

El satélite para Bilibili se caracteriza por su bajo costo de desarrollo, menor consumo de energía, peso ligero y alta resolución. Fue diseñado para grabar videos e imágenes para la divulgación científica.

El aparato puede obtener videos e imágenes en color con una resolución superior a 0,98 metros. Los datos se utilizarán para crear videos relacionados con ciencia y tecnología, humanidades, historia y educación, los cuales serán emitidos en la plataforma de Bilibili.

Los nueve satélites proporcionarán datos de teledetección para los servicios de estudio de recursos terrestres, planificación urbana y monitoreo de desastres en todo el país.

La misión de lanzamiento fue ejecutada por el Centro de Lanzamiento de Satélites de Taiyuan.

Desarrollado por la Corporación de Ciencia y Tecnología Aeroespaciales de China, el Gran Marcha-11 es el único cohete de la serie Gran Marcha de China que utiliza combustibles sólidos. Se usa principalmente para transportar satélites pequeños y puede poner varios de estos en órbita al mismo tiempo.

El lanzamiento del martes fue la misión número 346 de los cohetes de la serie Gran Marcha.