China decidió imponer restricciones de visado a individuos estadounidenses que hayan actuado maliciosamente en asuntos relacionados con Hong Kong, según informó hoy lunes un portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores.

El vocero Zhao Lijian hizo estas declaraciones en una rueda de prensa en respuesta a la imposición de restricciones de visado por parte de Estados Unidos a funcionarios chinos.

Zhao indicó que los asuntos de Hong Kong son exclusivamente asuntos internos de China, y no permiten ninguna interferencia extranjera. El Gobierno chino está decidido a salvaguardar la soberanía nacional, la seguridad y los intereses de desarrollo, a implementar el principio de "un país con dos sistemas" y oponerse a la interferencia externa en asuntos de Hong Kong, dijo.

El intento de Estados Unidos de obstruir la legislación de seguridad nacional de China para la Región Administrativa Especial de Hong Kong (RAEHK) con la adopción de llamadas sanciones será en vano, añadió Zhao.

En respuesta a la aprobación de la llamada Ley de Autonomía de Hong Kong y otros proyectos de ley relacionados con Hong Kong por el Senado de Estados Unidos, Zhao dijo que las fuerzas separatistas que intentan alterar a Hong Kong pueden clamar lo que quieran y las fuerzas externas anti-China pueden tratar de ejercer presión, pero ninguna detendrá la firme acción de China para avanzar con la legislación.

"Sus intentos están destinados al fracaso. Esta ley no será nada más que un trozo de papel", dijo Zhao.

"Se trata de una denigración atroz de la legislación de seguridad nacional para Hong Kong, de una grave interferencia en los asuntos de Hong Kong y en los asuntos internos de China, y de una violación al derecho internacional y a las normas básicas de las relaciones internacionales", dijo el portavoz, quien agregó que China la rechaza y ha presentado gestiones solemnes ante Estados Unidos.

La legislación de seguridad nacional para Hong Kong busca salvaguardar la soberanía nacional, la seguridad y los intereses de desarrollo de China, la paz, la estabilidad y la prosperidad duraderas de Hong Kong, así como la implementación estable y sostenida de "un país con dos sistemas", dijo.

"Exhortamos a la parte estadounidense a comprender la situación y a dejar de inmediato de entrometerse en los asuntos de Hong Kong y en los asuntos internos de China en cualquier forma. No debe impulsar o implementar proyectos de ley negativos relacionados con Hong Kong, y mucho menos imponer sanciones a la parte china basada en ellos. De otra manera, China reaccionará firmemente con contramedidas fuertes y Estados Unidos asumirá todas las consecuencias", dijo Zhao. Fin