La Unión Europea (UE), que reabrirá sus fronteras exteriores en julio, planea vetar la entrada de viajeros de Estados Unidos y otros países donde el brote de COVID-19 no se ha controlado todavía, según informaron los medios estadounidenses.

Tras varias rondas de negociaciones en las última semanas, representantes diplomáticos de la UE acordaron en Bruselas una lista final de países seguros cuyos ciudadanos podrán viajar a los Estados miembros del bloque, publicó el viernes el diario "The New York Times".

Dado que Estados Unidos registra la mayor parte de casos de la enfermedad y muertos por su causa en el mundo, es "muy improbable" que sea incluido en la lista definitiva, añadió el rotativo.

La exclusión de EE. UU., importante fuente de turistas a la UE, "representa una severa reprimenda" a la gestión de la pandemia por parte del Gobierno estadounidense, puntualizó.

Los 27 Estados miembros del bloque europeo reabrirán el 1 de julio sus fronteras exteriores, tras meses de cierre.

Rusia está también entre las decenas de países que la UE considera que entrañan demasiado riesgo.

Para elaborar la lista de países seguros, que será actualizada cada dos semanas, se tuvieron en cuenta, entre otros criterios, las tasas de contagio y la credibilidad del sistema de reporte de datos.

La lista, sin embargo, aún no es definitiva y tiene que ser formalizada por los Gobiernos de los países del bloque, detalló la información, que añadió que funcionarios de la UE "no esperaban cambios en la lista".