La legislación de seguridad nacional para la Región Administrativa Especial de Hong Kong (RAEHK) es puramente un tema de los asuntos internos de China y ningún país extranjero tiene derecho a interferir, dijo hoy viernes el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, Zhao Lijian.

Un proyecto de decisión sobre el establecimiento y la mejora del sistema legal y los mecanismos de aplicación para la RAEHK con el fin de salvaguardar la seguridad nacional fue presentado hoy viernes a la tercera sesión de la XIII Asamblea Popular Nacional para su deliberación.

En respuesta a algunas declaraciones de la parte estadounidense, el vocero dijo que la seguridad nacional es el prerrequisito básico para la existencia y el desarrollo de un país y ningún país permitirá actividades en su propio territorio que pongan en peligro su seguridad nacional.

Al señalar que Hong Kong es una región administrativa especial de China, Zhao dijo que la legislación de seguridad nacional para la RAEHK es puramente una cuestión de los asuntos internos de China y que ningún país extranjero tiene derecho a interferir.

El gobierno chino está firmemente decidido a salvaguardar su soberanía nacional, seguridad e intereses de desarrollo, a implementar el principio de "un país con dos sistemas" y a oponerse a la interferencia externa en los asuntos de Hong Kong, indicó.