El mercado chino se ha convertido en un lugar estratégico para muchas empresas con inversión extranjera de la provincia de Zhejiang, en el este de China, ya que la mayor parte de sus negocios en el exterior fueron interrumpidos por el brote del nuevo coronavirus.

Zhejiang Tiner Fashion Dress Company es una empresa de ropa interior financiada con fondos japoneses. A medida que la epidemia en la provincia ha ido disminuyendo, la compañía ya ha logrado reanudar alrededor del 90 por ciento de su capacidad de producción.

En un rincón de la fábrica, trabajadores se encuentran ocupados empacando productos, mientras que a través de transmisiones en vivo se presentan nuevos artículos al público chino en línea.

"Hemos reanudado la mayoría de nuestras operaciones, y la prioridad actual es ponernos al día con las órdenes vencidas", destacó Gu Guoli, gerente general de la compañía. "Supervivencia será la palabra de moda para todo el año."

Al igual que Tiner, muchas empresas extranjeras en Zhejiang han estado haciendo todo lo posible para reanudar la producción y entregar pedidos. Pero, mientras tanto, algunas otras han optado por "hibernar" y esperar a que el mercado se recupere.

Según la oficina provincial de comercio, casi la totalidad de las 17.000 empresas con inversión extranjera en Zhejiang han reanudado sus operaciones, excepto las de la ciudad de Wenzhou, que fue la más afectada por la epidemia del nuevo coronavirus.

Gem-Year Industrial Supply Company es un actor líder en la fabricación de tornillos. En los últimos meses se ha observado una enorme disminución en las ventas de productos vinculados, como es el caso de los electrodomésticos.

Según Yu Xiaomin, subgerente general de la compañía, más de 1.000 tiendas fuera de línea en todo el país reportaron casi ninguna venta en febrero.

"El impacto ha sido enorme para nosotros, y la situación continuará así por un buen tiempo", recalcó Yu. "Hemos planeado contratar 50 empleados de ventas más para cumplir con nuestro objetivo de ventas a nivel nacional. Sin dudas será un año difícil", agregó.

Sin embargo, una crisis también puede presentar oportunidades. Algunas empresas han ajustado rápidamente sus líneas de productos para satisfacer las cambiantes demandas del mercado.

Dentro de la fábrica de Nan Liu Enterprise (Pinghu) Company, la línea de montaje esta funcionando a su máxima capacidad. Andy Jin, director de ventas de la compañía, dijo que actualmente se dedican principalmente a la fabricación de telas no tejidas.

La demanda de toallitas desinfectantes, batas quirúrgicas, máscaras y otros materiales ha estado aumentando debido al brote de la neumonía COVID-19.

"No detuvimos la producción ni siquiera durante la Fiesta de la Primavera. Hemos estado en plena capacidad de producción. Las ventas han aumentado un 50 por ciento interanual en los últimos dos meses", subrayó Jin.

Para Zhejiang Liebherr Zhongche Transportation System Company, sin embargo, la propagación de la neumonía COVID-19 ha causado un gran problema.

La empresa mixta que fabrica sistemas de ventilación y aire acondicionado se ha estado beneficiado de la expansión de la construcción ferroviaria a nivel nacional en China.

Lyu Yuan, director general de la compañía, dijo que algunos de sus materiales clave son importados de Francia e Italia, donde las situaciones epidémicas son bastante inciertas.

"Si utilizamos materiales sustitutivos fabricados en China, el costo aumentará en un 20 por ciento", explicó.

"El mercado nacional se ha estabilizado, mientras que los extranjeros se enfrentan a muchas dificultades", añadió Xu Aijun, el director de producción de Zhuji Huahai Spandex Company. "Las empresas que son nuestros clientes en su mayoría están orientadas a la exportación. La reducción del mercado extranjero tendrá un impacto negativo en nosotros en los próximos meses".

Para superar las fluctuaciones del mercado, Sinomax (Zhejiang) Polyurethane Technology Company respondió con una inversión de 20 millones de dólares en investigación y desarrollo, y un cambio de su enfoque orientándolo hacia el mercado chino.

El gerente general de esta firma, Chen Xiaohua, manifestó su deseo de que el gobierno proporcione más apoyo a las empresas de propiedad extranjera y brinde prioridad a nuevas infraestructuras como 5G, para estimular el consumo, a fin de acelerar la recuperación económica a nivel nacional.

Takayuki Sugimoto, presidente de Nidec Shibaura (Zhejiang), ha estado trabajando en China durante dos años. Destacó que el enorme mercado de China y el gran desempeño del gobierno chino durante la epidemia han dado confianza a las empresas con inversión extranjera.

"La confianza es más importante que cualquier otra cosa. Si logramos continuar, un futuro mejor está a la vuelta de la esquina", concluyó.