Beijing confirmó el lunes a un paciente con COVID-19 que podría haber sido infectado por un caso importado del Reino Unido, informó el martes Pang Xinghuo, subdirector del Centro de Prevención y Control de Enfermedades de Beijing.

El contagiado comenzó a sufrir síntomas de fiebre y fatiga el 10 de marzo.

Liu, de 42 años, vive arriba de un retornado del Reino Unido en la comunidad residencial de Dahezhuangyuan en la calle Suzhou, distrito de Haidian, señaló el funcionario en una rueda de prensa diaria.

El repatriado, de apellido Li, llegó a Beijing el 5 de marzo y se le pidió que hiciera cuarentena en casa, pero el susodicho se aventuró a iniciar sus actividades en la comunidade ir a un supermercado.

Li utilizó las escaleras del edificio el 7 de marzo, comenzó a presentar síntomas el 9 de marzo y fue al hospital Haidian de Beijing el 11 de marzo y el 12 se confirmó su contagio.

"Liu, que también usó las mismas escaleras, podría haber tenido contacto con el ambiente contaminado usado por Li antes del 11 de marzo, y contagiarse", reveló Pang.

El funcionario advirtió que la situación vírica sigue siendo grave y complicada. Las personas deben seguir tomando medidas de protección, incluido el uso de máscaras y evitar reuniones. La administración de residencias debe desinfectar constantemente las áreas públicas, agregó.

Para evitar el riesgo de infecciones por el incremento de casos importados, la capital ha implementado una serie de medidas en los últimos días.

La Aduana de Beijing rechazó el ingreso de 4 extranjeros ante la sospecha de haber violado políticas relevantes de control y prevención de la ciudad, apuntó frente a los medios Ji Lixia, subdirector general de la Estación General de Inspección de Fronteras de Salida y Entrada de Beijing.

"Algunos foráneos volvieron a ingresar al país durante una supuesta cuarentena después de estar fuera de China", anotó Ji.

Para los residentes chinos que se encuentran en aislamiento, tampoco se les permitirá salir del país, agregó.

Quienes lleguen a Beijing desde el extranjero deben informar su plan de viaje con anticipación a sus complejos residenciales y centros de trabajo, leer las directrices vinculadas con los desplazamientos y acercarse a los sitios designados para seguir con los procedimientos pertinentes, explicó ChenBei, subsecretario general del gobierno municipal de Beijing, en la referida conferencia de prensa.