El Senado estadounidense aprobó con 55 votos a favor y 45 en contra, una resolución que restringe la potestad militar del presidente Donald Trump para lanzar ofensivas contra Irán.

Así, junto a su orden necesitará el visto bueno del Congreso para cualquier acción militar contra la república islámica.

La propuesta demócrata “Poderes de Guerra contra Irán” pasó la Cámara de Representantes en enero, dada la tensión existente entre ambos países tras el ataque que acabó con la vida del general iraníQassemSoleimani.

El texto solicita al mandatario que “se abstenga de utilizar a las Fuerzas Armadas de Estados Unidos para participar en conflictos en o contra Irán”, a menos queel Congreso declare formalmente una guerra contra dicho país.