Estados Unidos ha abandonado la designación de China como manipulador de su moneda, se indicó en un informe del Departamento del Tesoro de Estados Unidos dado a conocer hoy.

En el semestral Informe sobre Políticas Macroeconómicas y Cambiarias de los Principales Socios Comerciales de Estados Unidos, el Departamento del Tesoro dijo que en este momento, ningún socio comercial importante de Estados Unidos cumple con los criterios legislativos pertinentes para ser calificado de manipulador de su moneda.

Tras observar que el departamento evaluó los acontecimientos de los últimos meses en relación con China y sus prácticas monetarias, el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, dijo en una declaración que "China ha asumido compromisos ejecutables para abstenerse de la devaluación competitiva, a la vez que promueve la transparencia y la rendición de cuentas".

Mark Sobel, presidente estadounidense del Foro Oficial de Instituciones Monetarias y Financieras, un grupo de expertos independiente, dijo en Twitter que esto es una "buena noticia" y describió la designación como un acto político "evidente" y "errático".

"Para empezar, China no debió de haber recibido esta designación", dijo Sobel, quien fue representante de Estados Unidos ante el FMI, y prestó sus servicios como subsecretario asistente en el Departamento del Tesoro estadounidense. Sobel observó que el superávit de la cuenta corriente de China es pequeño como proporción del PIB, y que hay "una escasa intervención".

En medio de fuertes tensiones comerciales, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos decidió etiquetar a China como manipulador de su moneda en agosto, lo que generó fuertes críticas a nivel nacional e internacional, y muchos describieron la designación como infundada e irresponsable.

Incluso Lawrence Summers, ex secretario del Tesoro de Estados Unidos y asesor económico del ex presidente Barack Obama, criticó la decisión y dijo que esta acción ha dañado la credibilidad de Estados Unidos.

Tras concluir la anual consulta del Artículo IV para revisar la economía china, el FMI dio a conocer un informe que no apoyó la acusación, y afirmó su punto de vista de que el tipo de cambio de China en general concuerda con los principios económicos básicos.

Por otra parte, el Banco Popular de China, dijo que China lamenta profundamente la designación del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, y señaló que tal etiqueta no cumple con los criterios cuantitativos de los llamados manipuladores de moneda establecidos por el propio departamento.

En una declaración reciente, el banco central dijo que China seguirá dejando que el mercado desempeñe un papel decisivo en la formación del tipo de cambio y que mantendrá el tipo de cambio del renminbi en general estable en un nivel razonable y equilibrado.

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos, bajo la administración Trump, publicó cinco informes semestrales sobre políticas cambiarias de importantes socios comerciales, incluyendo uno en mayo de 2019, y en ninguno se etiquetó a China como manipulador de su moneda.

En el informe recién dado a conocer, el Departamento del Tesoro agregó que Suiza está en su "lista de monitoreo", lo cual significa que sus políticas cambiarias ameritan una mayor atención. En el informe de mayo de 2019, el departamento incluyó a China, Alemania, Irlanda, Italia, Japón, República de Corea, Malasia, Singapur y Vietnam en la lista de monitoreo.