Messi consiguió lo que ningún jugador de fútbol había hecho, ganar su sexto Balón dorado, para dejar en el camino al defensa del Liverpool Virgil Van Dijk y a su rival de siempre, el portugués Cristiano Ronaldo, con 5 redondas.

Diez años después de su primer trofeo en 2009, la estrella argentina se impone a grandes de la disciplina como Johan Cruyff, Michel Platini o Marco Van Basten con3 cada uno.

El capitán del Barcelona fue clave para el club español en su victoria en mayo de la Liga 2018-2019, unos días después del nacimiento de su tercer retoño, Ciro, y pese a que el equipo no logró llegar a semifinales en la Liga de Campeones y perdió la Copa del Rey contra el Valencia, Messi siguió con la racha: máximo goleador de la Liga con 36 tantos y el gol 700 con la camiseta azulgrana en las semifinales de la 'Champions'.

Callado y de perfil bajo, Messi llegó al club catalán en 2001, al famoso centro de formación del Barça, donde se forjó como futbolista mientras seguía un tratamiento, iniciado en su Rosario natal, para tratar un problema de crecimiento.

En 15 años y en 701 partidos, Messi ha arrasado con todo, convirtiéndose en el barcelonista con más títulos: 4 'Champions' (2006, 2009, 2011, 2015), 10 Ligas, 6 Copas del Rey, 8 Supercopas de España, 3 Supercopas de Europa y 3 Mundiales de Clubes.

Y en récords individuales ha sido el mejor goleador del club con 614 anotaciones y del campeonato español con 428.

Al pequeño grande del balompié solo le queda la selección argentina. Pese a conseguir el oro olímpico en Beijing 2008, Messi no ha podido celebrar con la Albiceleste desde Alemania 2006.

La Copa América también le ha sido esquiva con finales perdidas en Venezuela 2007 contra Brasil o contra Chile en 2015 y 2016, además de caer en cuartos en 2011 con Uruguay o en semifinales con Brasil en 2019.