El incidente se registró en la avenida Sutton, en Langley, cerca de la ciudad Maidstone, en el condado de Kent, Inglaterra, poco antes de las 15:00 GMT de este miércoles.

Una unidad química especializada y bomberos se desplazaron hasta la escena donde 57 personas reportaron síntomas como náuseas, dificultades respiratorias y mareos. Un paciente en el Hospital Maidstone, relató que había presenciado un "cierre total" del sitio ya que a las personas no se les permitía ingresar al edificio y se instalaron grandes carpas afuera para lidiar con el incidente.

El Servicio de Bomberos y Rescate de Kent reportó que había enviado cinco camiones al sitio después de que se activó la alarma poco antes de las 3 p.m. y explicó que la exposición al monóxido de carbono pudo haber causado los síntomas.

“El Servicio de Bomberos y Rescate de Kent está respondiendo a un incidente en Sutton Road, Langley, cerca de Maidstone, luego de una sospecha de fuga química en un sitio comercial”, informaron las autoridades.

Cinco camiones de bomberos, oficiales de tratamiento de materiales peligrosos y una unidad química especializada atienden la emergencia.

El Servicio de Ambulancias de la Costa Sureste aclaró que ninguna de las personas lesionadas se encontraba en estado grave.

Se cree que los afectados son trabajadores en una granja de recolección de frutas.