El presidente de Argentina, Mauricio Macri, resaltó hoy el valor "histórico" del acuerdo al que arribó el país sudamericano para enviar harina de soya a China.

"Acuerdo histórico: vamos a exportar harina de soya a China. Después de 20 años llegamos a un acuerdo", subrayó el mandatario.

A través de Twitter, el jefe de Estado argentino señaló que "China es el mayor consumidor del mundo de proteína vegetal para alimentación de ganado y ahora vamos a venderles un producto con mayor valor agregado".

"Es una noticia clave para el sector agrícola. Nuestro país es el mayor exportador de harina de soya. Ahora se abre uno de los mercados más grandes del mundo. Esto significa más mano de obra, más trabajo en la agroindustria y más oportunidades para los argentinos", resumió el mandatario.

El martes, la Presidencia informó que la harina de soya es el principal producto de exportación del país.

"Este acuerdo histórico para la Argentina representa una gran oportunidad de ingreso al mayor mercado consumidor mundial de proteína vegetal para alimentación del sector ganadero. China cuenta con más de 500 millones de cabezas entre porcinos y bovinos", destacó la información.

El acuerdo se formalizará el miércoles al mediodía en Buenos Aires y lo firmarán el ministro argentino de Agricultura, Ganadería y Pesca, Luis Etchevehere, y el embajador de China ante Argentina, Zou Xiaoli.

El Gobierno argentino dijo que el acuerdo entre las partes es un "nuevo hito, conseguido por el trabajo conjunto entre los Ministerios de Agricultura, Ganadería y Pesca, y de Relaciones Exteriores y Culto, la embajada argentina en China, y el Senasa", organismo sanitario del país austral.

"En el acumulado de 2019, nuestro país lleva exportado a China 4,3 millones de toneladas de porotos de soya (el 80% de nuestros destinos para la soya), y 163.954 toneladas de aceites de soya (el 4% de nuestros destinos de aceite)", precisó la información.

La Presidencia argentina remarcó que "este acuerdo es resultado de la relación de cooperación generada por los presidentes Mauricio Macri y su par chino, Xi Jinping, y de la política de apertura al mundo iniciada hace cuatro años".

En estos años, la Argentina logró ingresar con su carne bovina, ovina y porcina y aceites de soya al mercado chino, además de las cerezas, cítricos, arándanos frescos y arvejas secas, mandarinas, miel fraccionada y a granel, enumeró el comunicado.

Argentina es el mayor exportador de harina y aceite de soya del mundo y el tercero de porotos de soya.

Este año, el país estima exportar en total 26 millones de toneladas de harina de soya, 6,5 millones de aceite de soya, y 8,5 millones de toneladas de porotos de soya.

El complejo soyero emplea un total de 345.000 personas, que equivale al 16% de la mano de obra de la agroindustria de Argentina.

El volumen comercial entre Argentina y China ascendió el año pasado a 16.280 millones de dólares, una mejora de 18,2 por ciento interanual.

China es el segundo mayor socio comercial y el mayor país de destino para los productos agrícolas de Argentina.