El tramo final del tren de alta velocidad Beijing-Zhangjiakou quedó listo en Beijing el miércoles.

La colocación de los rieles del tren de alta velocidad Beijing-Zhangjiakou, un medio de transporte vital de cara a los Juegos Olímpicos de Invierno Beijing 2022, se completó el miércoles.

La línea de 174 kilómetros, operativa para fines de año según el programa, reducirá el tiempo de viaje entre las dos ciudades de 3 horas a menos de una hora, según informó la Corporación de Ferrocarriles de China, y el proyecto entrará en fase de pruebas en septiembre.

Su finalización es clave en la mejora del desarrollo integrado de Beijing, Tianjin y la provincia de Hebei, así como en la conexión de la región occidental del país.

Ning Bin, experto de la Academia China de Ingeniería y profesor de la Universidad Jiaotong de Beijing, manifestó en un foro de transporte el martes que la tecnología de piloto automático estará presente en el funcionamiento de la unidad.

"La tecnología ha sido probada en el tren de alta velocidad Beijing-Shenyang", afirmó. "El diseño de la capa superior es clave para construir un sistema de transporte inteligente para la región Beijing-Tianjin-Hebei".

"El programa adoptará la nube y los grandes datos para acelerar el avance del transporte en el área".

El servicio de alta velocidad Beijing-Zhangjiakou contará con los primeros trenes automáticos del mundo a velocidades de hasta 350 kilómetros por hora.

Huang Jianchao, gerente general adjunto del Grupo de Ingeniería del Ferrocarril No 3 de China, contratista de una sección de la línea, señaló que las inspecciones robotizadas elevaron su nivel de eficiencia y precisión.

Según la autoridad, una variedad de robots inteligentes servirán en las estaciones ferroviarias para guiar a los pasajeros y asistirlos con su equipaje.

Al utilizar el sistema de navegación por satélite Beidou y el sistema operativo automático, el tren podrá arrancar, funcionar entre estaciones, ajustar su tiempo de acuerdo con el cronograma, detenerse con precisión en una estación y abrir y cerrar sus puertas, destacó la empresa.

El proyecto también enlazará con la unidad que va de Zhangjiakou a Hohhot y acortará el viaje de Beijing a Hohhot, en la región autónoma de Mongolia Interior, de 9 a 3 horas.

Ma Kanyan, presidente de la Compañía Interurbana Beijing-Zhangjiakou, indicó que los servicios que conectan Hohhot con Zhangjiakou y Datong, en la provincia de Shanxi, con Zhangjiakou, operarán más adelante este año y beneficiarán al turismo, la urbanización y el crecimiento económico local.