El Ministerio de Transporte de China organiza una conferencia de prensa en Beijing el 11 de junio de 2019.

Alrededor de 260 ciudades de nivel de prefectura o superior en toda China contarán este año con la T-Union, una tarjeta nacional de transporte público, según indicó el Ministerio de Transporte el martes.

El sistema se propuso a fines de 2015 en varios departamentos, incluida la cartera de Transporte, como parte de un programa para mejorar el nexo entre zonas urbanas y rurales del país, así como para ofrecer mayores preferencias a los residentes.

Según el ministerio, el esquema ya está en uso en 245 urbes, incluida Beijing, y otras 15 ciudades se unirán a finales de año.

La tarjeta puede utilizarse en todas ellas y para todos los medios de transporte público, como autobuses, metros, taxis, transbordadores y bicicletas compartidas.

Se espera que el sistema cubra todo el país en 2020.