El suministro y el comercio de los principales productos agrícolas no se verán demasiado alterados en China a pesar de las crecientes tensiones comerciales provocadas por Estados Unidos, indicó Han Jun, viceministro de Agricultura y Asuntos Rurales, en una entrevista con Xinhua.

Los mayores costos aduaneros de los principales productos agrícolas estadounidenses no resultarán en problemas de suministro, y los principales productos agrícolas chinos podrán exportarse a otros mercados del mundo, pronosticó el funcionario.

LOS AGRICULTORES ESTADOUNIDENSES ESTÁN PERDIENDO EL MERCADO CHINO

China es uno de los mercados de exportación más importantes para los productos agrícolas de EEUU, y como tal importó mercancías por valor de 24.000 millones de dólares en 2017.

Entre julio de 2018 y marzo de 2019, las exportaciones agrícolas de EEUU disminuyeron debido a las fricciones comerciales a 6.250 millones de dólares, lo que representa un descenso interanual de alrededor del 70 por ciento. Las exportaciones de importantes productos como la soja, los cereales y el algodón cayeron un 87 por ciento, un 95,5 por ciento y un 43,6 por ciento interanual, respectivamente.

Para responder a las subidas arancelarias de los productos chinos impuestas por EEUU, China ha aplicado aranceles adicionales a los productos agrícolas norteamericanos desde julio de 2018. "Casi todos los productos agrícolas estadounidenses han sido gravados con aranceles adicionales, lo que sirve como contramedida ante el conflicto comercial iniciado por EEUU", justificó Han.

Los agricultores estadounidenses no pueden permitirse perder el mercado de China, ya que les resultaría bastante difícil recuperar su cuota de mercado si otros países la toman, advirtió.

También destacó que el comercio agrícola bilateral no volverá a la normalidad hasta que EEUU elimine todos los aranceles adicionales.

CHINA ESTÁ PREPARADA PARA ASEGURAR EL SUMINISTRO DE PRINCIPALES PRODUCTOS AGRÍCOLAS

El descenso de las exportaciones de EEUU no afecta a las importaciones de los principales productos agrícolas de China, ya que el país puede asegurar el suministro con abundantes herramientas políticas y a través de múltiples canales.

El país podrá ampliar las fuentes de importación aumentando, por ejemplo, las importaciones de soja de Rusia y Sudamérica.

China también podrá aumentar la producción nacional ampliando las áreas de cultivo e introduciendo nuevas especies, al tiempo que disminuye el consumo mediante el uso de plantas alternativas para producir aceite y la introducción de piensos con bajo contenido en proteínas.

Han también apuntó que la demanda de soja de China disminuyó desde el año pasado, y añadió que China está bien preparada para mantener el equilibrio entre la oferta y la demanda de soja y garantizar la estabilidad del mercado.

EEUU NO ES ÚNICA OPCIÓN PARA PRODUCTOS AGRÍCOLAS CHINOS

Según Han, las exportaciones de China de productos agrícolas ventajosos, incluidos los acuáticos, las frutas y los vegetales, disminuyeron en el cuarto trimestre de 2018 y el primer trimestre de 2019 debido a las subidas arancelarias de EEUU.

El total de las exportaciones agrícolas a EEUU disminuyó un 8,8 por ciento interanual. En el caso de los productos acuáticos, una bajada del 6,6 por ciento; en el de las frutas, del 19,8 por ciento y en el de las hortalizas, del 16,4 por ciento. Las exportaciones pueden seguir bajando dado que EEUU volvió a aumentar los aranceles del 10 por ciento al 25 por ciento a partir del 10 de mayo.

Ante esta situación, Han explicó que China podrá recurrir a otros mercados para la exportación agrícola. Por un lado, el país podrá explotar el potencial de mercados tradicionales como la ANSEA (Asociación del Naciones del Sudeste Asiático), Japón y la Unión Europea. Por otra parte, podrá fortalecer la cooperación comercial con los países a lo largo de la Franja y la Ruta para crear nuevos mercados sustitutos.

Además, se incentivará que las empresas chinas expandan el mercado doméstico para satisfacer las necesidades de productos acuáticos, frutas y hortalizas de alta calidad.