El viernes pasado se dio a conocer la noticia de que Enrique Peña Nieto, expresidente de México, se divorciaría de su actual cónyugue, Angélica Rivera.

La actriz y ex primera dama de México publicó en sus redes sociales: "Lamento profundamente esta situación tan dolorosa para mí y para nuestros hijos. Por tal motivo he tomado la decisión de divorciarme".

La noticia no toma a nadie por sorpresa. Incluso antes del final del mandato de Peña Nieto, se conocieron unas fotos del ahora expresidente paseando por las calles de Madrid en compañía de otra mujer, también mexicana.

La pareja se casó en noviembre de 2010, cuando Enrique Peña Nieto era gobernador del central Estado de México por el PRI y su carrera política estaba en pleno ascenso.

Angélica Rivera en 2010 era una reconocida actriz de gran aceptación entre la población mexicana; la unión supuso un espaldarazo a la popularidad del político de cara a las elecciones de 2012 que lo llevaron a asumir las riendas del país latinoamericano.