El centro meteorológico de China pronosticó el viernes que el centro y el este del país se verán afectados por nevadas y aguanieves en los próximos tres días, debido a la confluencia de corrientes de aire frío y aire húmedo cálido proveniente del suroeste.

Algunas partes de la región noroccidental y septentrional, los valles de los ríos Amarillo y Huaihe, los valles del Yangtse y el Huaihe, la parte central y norteña de los valles del Yangtse y el Hanjiang, así como la parte nororiental del sur de China, deberán hacer frente a nevadas ligeras o moderadas, o también a aguanieves. Algunas de las áreas citadas podrán recibir nevadas intensas.

Se esperan lluvias heladas en la parte occidental de la provincia central de Hunan y en el este de la provincia suroccidental de Guizhou.

Entre el viernes y el sábado, el sur de la región autónoma del Tíbet (suroeste) será azotado por fuertes nevadas o por ventiscas, mientras que las temperaturas en la meseta Qinghai-Tíbet caerán drásticamente entre 6 y 10 grados centígrados, e incluso en 12 grados en algunos lugares, acompañados por fuertes vientos, advirtió la entidad.