Zhang Koukou juzgado en Tribunal Popular Intermedio de Hanzhong en la provincia de Shaanxi el martes. Zhang es procesado por homicidio doloso y destrucción de inmueble.

El rencor del ataque a su madre lo persiguió durante dos décadas antes de explotar de ira.

Un hombre oriundo de Hanzhong, provincia de Shaanxi, fue condenado a muerte el martes por asesinar a tres vecinos en venganza por la muerte de su madre, reportó un tribunal local.

Zhang Koukou, de 36 años, asesinó a puñaladas a Wang Zixin y dos de sus hijos, Wang Zhengjun y Wang Xiaojun, el 15 de febrero y luego procedió a incendiar el auto de Wang Xiaojun, según el Tribunal Popular Intermedio de Hanzhong.

Zhang fue detenido dos días después cuando se entregó a la policía.

"El acusado cometió los delitos de homicidio intencional y destrucción de propiedad", sentenció el tribunal. "Aunque se entregó, decidimos no darle un castigo indulgente por su comportamiento cruel, el cual ha tenido grandes efectos negativos en la sociedad".

Zhang adelantó que apelaría el fallo de la corte ante un tribunal superior.

El caso suscitó el interés público luego de que se informó en los medios de comunicación que Zhang actuó en venganza por la muerte de su madre, quien había resultado gravemente herida con un palo por Wang Zhengjun, el tercer hijo de la familia de Wang, durante una pelea en agosto de 1996.

Cuatro meses después, Wang Zhengjun, de entonces de 17 años, fue condenado a siete años de prisión por lesiones intencionales y se le ordenó pagar más de 9.600 yuanes ($ 1.510) en compensación.

En un juicio el martes, Zhang confesó que durante dos décadas nunca abandonó la idea de vengarse por el ataque a su madre.

"Si Wang Zhengjun no hubiera golpeado a mi madre, yo no la habría perdido. A lo largo de los años me había perseguía el recuerdo de su muerte", declaró. "Mi mente quedó en blanco y no pude controlarme cuando vi a los hermanos el 15 de febrero del año pasado. Me recordaron la muerte de mi madre".

Los fiscales relataron durante la audiencia pública que Zhang siguió a los dos hermanos mientras se dirigían a casa y usó un cuchillo para apuñalar a los dos hombres varias veces.

Más tarde fue a la residencia de los Wang y mató al padre, Wang Zixin, de 70 años, y prendió fuego al auto de Wang Xiaojun usando gasolina, relataron los fiscales.

"El acusado estaba molesto y enojado con la familia Wang", aseguró el tribunal en el fallo, agregando que cometió los delitos con suficiente preparación.

Los miembros de la familia de Zhang manifestaron no estar satisfechos con la sentencia dada a Wang Zhengjun hace más de 20 años.

Zhang Furu, el padre del acusado, agregó que la familia Wang, en aquel entonces, responsabilizó del ataque a su hijo menor de edad para que este obtuviera una penalidad indulgente debido a su edad.

La familia de Zhang había solicitado al tribunal intermedio y al tribunal superior provincial el año pasado un nuevo juicio del asalto de 1996, pero la solicitud fue rechazada.