Por primera vez se ha logrado que una mujer dé a luz con el útero donado de una persona fallecida, informaron médicos brasileños.

Anteriormente, el procedimiento había dado lugar a 11 nacimientos, pero todos ellos de donantes vivas, a menudo familiares o amigas. Asimismo, los intentos con trasplantes de pacientes muertas en República Checa, Turquía y Estados Unidos habían fracasado hasta ahora.

El hecho ocurrió en diciembre de 2017 de una mujer nacida sin útero a causa de un síndrome extraño. En un inicio, la psicóloga de profesión tenía sus reservas sobre la cirugía, indicó el galeno, Dani Ejzenberg, jefe del equipo de trasplantes de la Facultad de Medicina de la Universidad de Sao Paulo.

La concepción tuvo lugar vía fertilización in vitro 7 meses después de la intervención. La donante era una mujer de 45 años que tuvo 3 hijos y murió de un mal cardíaco.

La feliz madre de 32 años, cuya identidad es anónima, dio a luz por cesárea y luego se le extirpó el útero para evitar la ingesta de medicamentos contra el rechazo del nuevo órgano. Casi 12 meses después tanto ella como el bebé están en buen estado.

El equipo brasileño tiene previsto otros dos trasplantes tras el éxito del primero, cuyos resultados fueron publicados el martes en la revista médica Lancet.